Header Ads

Como desactivar las animaciones de Windows 10


Hoy en día la mayoría de los usuarios dan cierta importancia a la apariencia gráfica y a los efectos visuales en los sistemas operativos, ésto sacrifica un poco el rendimiento general del sistema. Por ésto es que los sistemas operativos cada vez tienen mas animaciones, que son bastante bonitos y aportan un valor visual interesante, aunque repercuten directamente sobre el hardware y el rendimiento. Por eso hoy les mostraremos opciones para modificar o desactivar estos efectos y animaciones.

Al desactivar las animaciones de Windows 10 no mejorará necesariamente el rendimiento, pero sí que ahorraremos recursos y ésto nos dará la sensación de que el sistema funciona de forma más fluida. Tenemos la opción de desactivar todas las animaciones de una vez o sólo algunas concretas. A continuación les mostramos ambas opciones.

Desactivar todas las animaciones de Windows 10


Lo más fácil de hacer es desactivar todas las animaciones de una vez, desde el panel de control encontramos una opción específica que nos permite desactivarlas todas pulsando un sólo botón, sin más, sin elegir nada.

Entonces, vamos al panel de control de Windows 10 y allí buscamos el apartado Accesibilidad > Centro de accesibilidad > Facilitar el uso del equipo.



Bajamos hasta la parte inferior dónde encontraremos una opción llamada “Desactivar todas las animaciones no necesarias”. Marcamos la opción y guardamos los cambios. Veremos cómo se aplican los y todas las animaciones dejan de funcionar, entonces el sistema adopta una apariencia “más brusca” pero más ligera y sobria.

Cómo desactivar sólo algunas animaciones concretas de Windows 10


Ahora, si hay ciertas animaciones que nos gustan demás, y no las queremos desactivar, pues tenemos también la opción de desactivar y activarlas a nuestro antojo. Sólo hay que ir a la configuración avanzada de Windows 10 a través de Sistema > Configuración avanzada del sistema.


En la pestaña “Opciones avanzadas”, dentro de “Rendimiento” pulsamos sobre el botón “Configuración” donde nos aparecerá una ventana similar a la ésta.

Una vez aquí, en la pestaña “Efectos visuales” podemos ver todos los efectos y animaciones de Windows 10. Podemos marcar o desmarcar todos aquellos que queramos. A la vez podemos elegir las opciones superiores para que Windows elija de forma inteligente los efectos que mejor se adapten al hardware de nuestro ordenador, si queremos que se apliquen todos los efectos o si no queremos que se aplique ninguno.

Una vez que elegimos todas las opciones, damos en Aplicar y cerramos las ventanas. Veremos cómo los ajustes seleccionados se adaptan al comportamiento del sistema.

Esperamos que les haya servido mucho éste tutorial y estamos trabajando para traerles más y ayudarles a mejorar el rendimiento de Windows 10.

Con tecnología de Blogger.